Enfermedades del Mediterráneo

Os dejamos aquí un interesante artículo escrito por Ute Hübner de Tierschutzverein Eupora, referente a las enfermedades mediterráneas en perros.

 
 
"Muchas personas en Europa del Norte se interesan por perros de España, Italia, Turquía, etc, pero les persigue el fantasma de las enfermedades maditerráneas.
 
Podemos decir que, con un tratamiento correcto, la Erlichiosis, Babesia y Dirofilaria pueden curarse.
 
Una atención especial merece la leishmaniosis. A veces debe tratarse toda la vida del perro (similar a la malaria en humanos) Si no se trata puede provocar daños irreversibles en órganos vitales. Con un tratamiento correcto, el animal puede hacer una vida completamente normal.
 
Si tiene alguna pregunta o duda puede ponerse en contacto con Ute Hübner (contacto abajo) que le responderá amablemente.
 
BABESIA:
 
La babesia es una enfermedad parasitaria producida por un protozoo que parasita los glóbulos rojos. Es transmitida por la picadura de la garrapata, y el cuadro clinico se caracteriza por la apatía, la anorexia, la anemia, etc.
 
La enfermedad se puede presentar en tres cuadros clínicos:
  • Hiperagudo: shock hipotensivo, hipotermia, hipoxia (bajo aporte de oxígeno a los tejidos). Pocos animales se recuperan.
     
  • Agudo: anemia, letargia, anorexia, fiebre, aumento de los ganglios linfáticos y aumento del tamaño del bazo.
     
  • Crónico: es poco habitual y se caracteriza por anorexia y pérdida de peso.
 
Para el diagnóstico definitivo hay que visualizar la presencia del parásito en sangre. Si no se observa no se puede descartar, y entonces la serologia es la base del diagnóstico.
 
ERLICHIA:
 
La erlichiosis canina es una enfermedad transmitida fundamentalmente por la picadura de una garrapata. Se trata de un microorganismo que entra mediante la picadura y así se extiende por sangre o linfa a distintos órganos: bazo, hígado, ganglios, pulmón, riñones... donde suele provocar lesiones inflamatorias.
 
La erlichiosis canina presenta una sintomatología variada y muy poco específica, por lo que puede pasar desapercibida. Además depende de la fase de la enfermedad.
 
La enfermedad presenta tres fases:

1. Fase aguda: Dura aproximadamente 2-4 semanas. Los síntomas son muy inespecíficos (apetito caprichoso, apatía). Esta fase se supera espontáneamente aún sin tratamiento.
 
2. Fase subclínica: En esta fase no hay ninguna sintomatología. Se puede detectar un aumento de las globulinas y un menor número de plaquetas. Esta fase puede durar desde unas semanas hasta incluso años.
 
3. Fase crónica: Fiebre, apatía y anorexia, cuadro que desgraciadamente se presenta en muchos procesos patológicos. Muchos casos presentan aumento de los ganglios linfáticos.
 
Algunos casos presentan signos hemorrágicos: sangre en heces, orina, por la nariz, en las conjuntivas oculares, encías sangrantes etc. También podemos encontrar inflamación de los músculos y las articulaciones. La erlichiosis está relacionada también con problemas respiratorios, alteraciones cardíacas, neurológicas, cutáneas, oculares, etc., y desgraciadamente es capaz de producir una insuficiencia renal, cuyo desenlace termina siendo fatal.
 
Para prevenirla sería bueno utilizar antiparasitarios externos durante las épocas del año en que están presentes las garrapatas. En zonas cálidas o situaciones de riesgo se deben emplear durante todo el año...
 
LEISHMANIOSIS:
 
La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria que afecta sobre todo a los perros, y la transmite un mosquito determinado (Phlebotomus). Las hembras son las que pican al animal enfermo. Si este mosquito pica después a un animal sano puede transmitirle la enfermedad.
 
Desde que pican hasta que la enfermedad se manifiesta pueden pasar varios meses. La leishmaniosis se localiza en la sangre y en la médula ósea. Los síntomas más comunes son ganglios infartados, crecimiento exagerado de uñas, pérdida de pelo en algunas zonas como las orejas y alrededor de los ojos. A pesar de comer bastante tienen pérdida de peso.
 
Con el tratamiento pueden vivir con calidad muchos años, e incluso pueden morir de viejos si la atención es correcta. Tratando al animal se consigue que los síntomas desaparezcan, mientras que la falta de tratamiento hace que la enfermedad avance y pueda afectar a órganos vitales (riñón, hígado..) con lo que la salud se compromete seriamente.
 
Hasta ahora, la prevención era la única arma de la que se disponía contra la enfermedad. El mosquito vive en primavera y verano, y es más activo al anochecer y al amanecer, por lo que debemos evitar que el animal esté a la intemperie durante esas horas, además de aplicar productos repelentes e insecticidas bajo la recomendación de un veterinario.
 
Los fármacos que se utilizan son Alopurinol, Milteforan y Glucantime, a suministrar siempre bajo prescripción veterinaria.
 
Hay que destacar que ya existe vacuna para la leishmaniosis que se suministra en tres dosis. Consideramos, sin embargo, que no está lo bastante experimentada todavía.
 
DIROFILARIOSIS:
 
Es una de las enfermedades más serias y peligrosas que afectan al perro. La filaria en los perros es causada por el parásito "Dirofilaria immitis", y podemos encontrarlo en los arterias pulmonares o en el corazón.
 
La filaria en las hembras adultas puede medir 30 cm. o más de largo. Los gusanos jóvenes son llamados "microfilaria" y las hembras pueden producir millones.
 
La microfilaria circula por la sangre, pero no puede producir gusanos adultos sin pasar antes por el mosquito, que es el único intermediario. Después de 3 ó 4 meses de desarrollo, migran al corazón, donde se desarrollan en adultos sexualmente maduros.
 
Al principio, el animal afectado muestra pocos signos de infestación. Los signos dependen de la severidad de la infección, la ubicación de la filaria, el tiempo que han estado presentes y la cantidad de daños causados al corazón, pulmones, hígado y otros órganos.
 
Cuando el animal está enfermo tiene menos tolerancia al juego, puede padecer debilidad, tos seca, respiración débil... Sin tratamiento, el resultado final es la muerte.
 
Hay que hacer una analítica y, si es negativa, el veterinario nos dará el tratamiento para proteger al animal. Si el análisis de filaria es positivo, es necesario un tratamiento.
 
Actualmente se está usando como tratamiento el dihidroclorhidrato de melarsomina. Como prevención hay que rociar para controlar los insectos y drenar los suelos donde se crían los mosquitos también ayudará a reducir la incidencia de la filaria canina".
 

Si desea obtener más información, contacte con nosotros. 

Última Actualización:

30/07/2017

TRANSFERENCIA DE PAYPAL

TARJETAS DE CREDITO

Paypal: 

amparodelsur@gmail.com


 

Contacta con nosotros: